Dentro del bloque intelectual que surgió en Costa Rica a partir de los años veinte, García Monge fue pieza fundamental para la construcción de lo que en 1931 significó el Partido Comunista de Costa Rica, junto con otras figuras como Carmen Lyra.